Los foodies empedernidos tenemos siempre algún as bajo la manga. ¿Donde ir a festejar equis o ye? ¿A donde llevar extranjeros? ¿Donde hay algo audaz para impresionar en un date? Cuando alguien necesita consejo infalible de donde ir por una experiencia culinaria de maravilla, siempre tenemos armas secretas listas a la mano.  Para mi, La Capital es una de ellas.

No es que este restaurante sea un desconocido.  A 6 años de abrir sus puertas este lugar de comida mexicana contemporánea todavía tiene lista de espera en fines de semana.  Pero aún así, no es uno de esos restaurantes que aparecen en los top-ten de popularidad.  Y eso es un plus, porque todavía tiene un aire de lugar secreto que le puedes presentarle a mucha gente y te hacer quedar bien.

La Capital siempre me hace quedar bien.

¿Pero que tiene de especial?  Déjate del espacio cálido y cool, que no raya en pretensión. Y que está ubicado en una zona privilegiada de La Condesa.  Lo especial de La Capital está en cuatro partes.  Las 3 primeras son: Creatividad, calidad, y precio.  Aquí los platos son ingeniosos y tan guapos que apostaría son de los platillos más fotografiados de la ciudad. ¡Simplemente vean esos colores! Luego, al probarlos, te das cuenta que no son bellezas huecas: estos platos tienen muy buen ingrediente, y técnica.  La sazón es perfecta, equilibrada.  Y al terminar, verás que te puedes echar todo un banquete sin que te cueste un ojo de la cara.

Es más, en 2014, cuando realizamos la #Chompetencia 2, buscando el mejor fideo seco de la ciudad, La Capital resultó ganador.  Hubo críticas en las redes, pensando que nos fuimos por el platillo más estético, pero cuando desafiamos a los escépticos a probarlo, se quedaron callados por su deliciositud.

¡Pero hablemos de platillos! El de ley, de ley es el guacamole.  Mejor guacamole EVER, servido con requesón, granada, y una cubetita de chips de varios tipos, y ninguno es tortilla.  La sopa de tres tortillas, quizá la mejor versión de este clásico. El pulpo, es sensacional.  Si buscas algo fresco, el departamento de ceviches siempre es bueno.  El pollo al pastor es un delicioso y abundante platillo que no te podrás terminar.  Y aquí, algunos platillos más.

Y no eches en saco roto este consejo: Aunque te comas media carta, guarda lugar para los postres.  Así, en plural.   El pastel de chocolate y chile ancho es un platillo que sorprende.   La crema frita de mamey es la prima azteca de un créme bruleé, una caricia con rebozo de seda.  Chocolate en dos texturas, en un caldillo de maracuyá es una chulada, tanto como los merengues con fresas y crema de vainilla.

Estas son las razones por las que creo que el Chef Óscar Sánchez tiene una voz muy relevante en el paisaje culinario de la ciudad.  Por ello es que soy un regular de La Capital. Y si tu te conviertes en uno, por allá nos vemos.

Gastronauta DF

 

UbicaciónContáctate con nosotros y visítanos

 

Contacto

E-mail (*)

Email requerido
Nombre (*)

Nombre requerido
Asunto (*)

Asunto requerido
Mensaje (*)

Mensaje requerido
(*)

  Cambiar
Captcha requerido



 

Dirección

Restaurante La Capital
Nuevo León 137, Condesa
Ciudad de México
5256 5159

Localízanos